La Mamounia cumple 90 años y lo celebra brindando con Icône.

Icône ha nacido de la unión y el “mimo” con que la Mamounia y La Ferme Rouge criaron la cosecha de 600 botellas de tinto de uva Sirah (94%) y Viognier (6%) para celebrar su noventa aniversario. Su atractiva etiqueta es obra del renombrado pintor marroquí Hassan El Glaoui. Icône se vende exclusivamente en La Mamounia a un precio de unos 107 Euros la botella.

POR SIEMPRE “LA MAMOUNIA”.

La Maumonia ha supuesto un mundo en sí misma, desde su fundación como hotel en los tiempos del protectorado francés, cuando los arquitectos Prost y Marchisio, allá por el 1923 supieron transformar esas quince hectáreas en un oasis en el centro de la ciudad. A mediadosde siglo, Marruecos se consideraba como la primera experiencia africana para muchos europeos que querían conocer otro mundo sin alejarse demasiado de casa. El exotismo y los contrastes de Marrakech atrajeron a gente cosmopolita que encontraba en la ciudad africana una forma placentera de vida y una sensualidad nueva para la mayoría. Todos estos encantos en grado superlativo los ofrecía “La Mamounia” que incluso, antes de la segunda guerra mundial, permitía a una clientela escogida llevar sus propios muebles para que se sintieran como “en casa”.

EL MAS BELLO DE LOS OASIS.

Al pasar bajo el arco de la muralla del s.XII y entrar en las ocho hectáreas del parque de La Mamounia, se escucha el silencio. Una puerta de marquetería escoltada por dos elegantes ujieres con capas rojas, da paso al interior del hotel, cuya última renovación a cargo de Jacques García,tras tres años, se terminó en el otoño del 2009, y fue un rotundo éxito gracias a la sabiduría del aclamado diseñador al recrear y exaltar el estilo arábigo-morisco que prevalece en todos y cada uno de los detalles del hotel.

UNA AVENTURA SENSORIAL.

Desde tiempos inmemoriales, el cuidado del cuerpo, el relax y la limpieza han ido unidos a la cultura árabe. El “Hammam” o baño turco más que un ritual es una forma de vida, incorporada en la cotidianidad. Cada barrio de las ciudades marroquíes cuenta con sus baños donde practican el “Hammam” por lo menos una vez a la semana. Jaques García ha hecho del Spa de 2.500 m2 de La Mamounia un paraíso sensorial en donde el cuerpo y la mente encuentran bienestar y descanso rodeados de una atmósfera mágica en la que prevalecen los motivos marroquíes y orientales en los azulejos, mármoles, marqueterías y los claro oscuros entre los que se adivinan tonos añiles y ocres.

LOS TENTADORES ” WEEK-ENDS” DE JEAN PIERRE VIGATO.

El Restaurante Francés de La Mamounia a cargo del –dos estrellas Michelín- chef Jean-Pierre Vigato, desde el pasado 6 de Abril ofrece una variedad de platos tradicionales franceses , entre los que destacan la aves de corral “al estilo de la abuela”, con verduras cocidas en su jugo. El menú “week –ends de Jean-Pierre Vigato se puede disfrutar los sábados y domingos a un precio de 58 Euros por persona, bebidas no incluidas. Mínimo 4 personas.

www.lamamounia.com

mamounia rosa17

mamounia rosa18

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *