La Residencia de Deià – Armonía entre Arte y Naturaleza.

Entre los montes de la Tramontana y el Mar Mediterráneo se encuentra Deià. Bancales de olivos le rodean y le adornan robles centenarios, limoneros, palmeras, cipreses…-Toda casa que se precie debe tener una palmera que simbolizará el amor de la mujer, un granado para la fertilidad y un ciprés como garantía de la fidelidad masculina- El aroma del jazmín es permanente y el colorido de los hibiscos y las buganvillas encendidas también. En las laderas de Deià los bosques de pino redondo llegan hasta el mar. Estos fueron algunos de los motivos, incluyendo su clima benigno y su gastronomía genuina, que le hicieron a Robert Graves enamorarse de Deià. El autor de “Yo Claudio” y de la polémica novela “Adiós a todo esto” entre muchas, llegó al pueblecito por primera vez en 1929 y volvió pasadas las guerras, en el 46, para quedarse definitivamente. Hizo de Deià su hogar, escribiendo seis horas diarias en su casa mallorquina “Can N´Alluny”; hoy La Fundación Graves, testigo de su vida cotidiana y museo que recoge su prolifera obra.

Tras la estela de Robert Graves.

Siguiendo los pasos del escritor, fueron llegando amantes de la naturaleza y del arte que encontraron en Deià la fusión perfecta. El pueblo se adaptó a ellos y ellos a él, formando la simbiosis variopinta que he hecho de Deià un curioso lugar para vivir en donde la creación se alimenta de un entorno natural que le ofrece una gama desbordante de colores, olores y sabores. El receptáculo perfecto de ésta sensualidad es “La Residencia”. Del mismo empedrado amarillento de los bancales de olivos, y del resto de casas del pueblo, “La Residencia” se levanta en las “Posesiones” (nombre mallorquín para las casas señoriales) de “Son Moragues” y “Son Canals” edificios de los siglos XVI y XVII con sus propias almazaras para el aceite de oliva. Más tarde se añadieron “Son Fons I” del siglo XV y “Son Fons II” de nueva construcción y Belmond, con su singular habilidad para elegir lo más exquisito en cuanto hostelería, lo adquirió en el año 2002.

Aparte del esmero en la decoración y en el servicio del hotel, del lujo de las nuevas suites, llamadas Tramontana y de la intimidad de sus villas con piscina privada, y vistas al mar y al monte, lo que más choca al entrar en “La Residencia” es la magnífica colección de arte contemporáneo que adornan las paredes. Allí exponen sus obras más de ochenta y cinco artistas que han vivido y trabajado en Deià o en la parte norte de la isla de Mallorca durante las últimas décadas. Desde las suites más lujosas hasta el último rincón de un pasillo perdido del hotel tiene colgada una obra original, nunca reproducciones, que emana ese “duende”, el toque hechicero que separa una obra de arte de un elemento decorativo.

“La Residencia” y la pintura.

El contraste entre los recios muros de las mansiones de los siglos XVI y XVII, decoradas con antigüedades de la isla y embellecidas con la flora isleña que asoma por cada contraventana y la mezcla de estilos de la pintura contemporánea, ha conseguido un encaje armónico que hechiza al visitante nada más traspasar el umbral.

El responsable de la espectacular colección fue el pintor y galerista Georges Sheridan, director de la galería de Arte “Sa Tafona” en Deià. Nacido en Newton- Massachussets , Sheridan, estudió Bellas Artes para más tarde empezar su peregrinaje artístico, especialmente por Europa, donde conoció, en Paris, a Picasso, Matisse y Giacometti. Su fecunda creación comprende innumerables exposiciones con diferentes técnicas, temas y homenajes a grandes artistas como al cubismo de Picasso, a Matisse, a Gauguin a G. Braques, o a Velázquez en sus alegres Meninas que cuelgan a la entrada de “La Residencia”. Sus obras están representadas en colecciones privadas en España, Francia, Inglaterra, Italia, Suecia, Alemania, Australia, y Estados Unidos. Es un hombre afable y simpático con gran carisma que ha vivido entregado al arte.

Al igual que Las Meninas de Georges Sheridan , en el tour artístico por” La Residencia” se observan versiones de obras famosas de los Maestros Europeos, ya sea Velázquez, Carvaggio, Tiziano… Una improvisación maravillosa de “Las Mujeres de Argel “ de Delacroix cuelga en uno de los salones del hotel, llenándolo de fuerza y color. La misma fuerza de su autora, Frances Baxter, nuera de Robert Graves que se conoce cada la historia de cada piedra de Deià, los nombres y apellidos de árboles y flores, cuando sopla la tramontana y todos los posibles tonos del mediterráneo, una experta en la paleta de los colores como lo es. “La Joven de la Perla” de Vermeer ha sufrido una graciosa metamorfosis a manos de Arturo Rhodes y unas veces se muestra con Ray Bans reflectantes y otras, en el Hall de “La Residencia”, le acompañan un violín y algunos accesorios incorporados al cuadro y hasta en la más audaz de las versiones” La Joven “ está inmortalizada por Arturo en bikini y con gafas de bucear ¡ Y es que Arturo es todo un personaje! Tiene su estudio-casa en lo alto del monte con unas preciosas vistas a los picos de la Tramontana. Es un hombre alto y delgado con su propia filosofía de la vida y con un sentido del humor muy peculiar que está implícito en sus obras, en su manera de hablar y de mirar y hasta en la colección de sombreros que el mismo confecciona, a juego con sus cuadros y que estrena el día de cada exposición.

Deia4
Arthur Rhodes-Pintor afincado en Deià.

 

Frances Baxter – Pintora afincada en Deià y nuera del escritor Robert Graves
Frances Baxter – Pintora afincada en Deià y nuera del escritor Robert Graves
David Templeton-Pintor afincado en Deià autor de diversos retratos del escritor Robert Graves.
David Templeton-Pintor afincado en Deià autor de diversos retratos del escritor Robert Graves.

 

Anochecer y Amanecer en Deià.

Al caer la noche las casas cierran las contraventanas, casi siempre de color verde. Se encienden las luces y se ilumina la iglesia. Desde las suites de La Tramontana se observa una bella postal del anochecer en el pueblo. Es la hora bruja, hora de ir al restaurante” El Olivo “de” La Residencia”, atravesar el vergel de los jardines aspirando el dulce aroma del galán de noche y del jazmín y llegar a la entrada fantasmagórica del restaurante, rodeada por velones con estalactitas de cera colgando. Degustar una excelente dorada, o una deliciosa crema de bogavante, probar los vinos blancos del lugar y no poder apartar la mirada del hechizante cuadro que representa a Robert Graves, como una especie de Dios mitológico que se alza poderoso sobre el resto de los mortales.

El autor de ésta poderosa obra es David Templeton que tiene su estudio al lado de” La Residencia”. Una acogedora casa de piedra mallorquina repleta de bocetos, colages, oleos, pasteles y decorada con pinceles, libros y numerosos estudios a plumilla y lápiz sobre Robert Graves realizados en la casa del escritor entre los años 81/85. David Templeton es un hombre atrevido, lo lleva impreso en sus obras y lo lleva escrito en sus ojos, de un azul poderoso que saben como mirar al mundo. Su intención es traspasar las fronteras que separan la frivolidad de lo profundo, lo bizarro de lo cotidiano, crear un todo que entrañe las múltiples posibilidades de la vida y de la creación. Coleccionistas de su arte son Pierce Brosnan , The Corrs, Andrew Lloyd-Webber, etc.etc.

Amanece en Deià, se respira el aire limpio de la mañana y siente el convivir relajado de sus habitantes. Tocan las campanas de la iglesia, donde posan los restos de Graves, avivando un cosquilleo acogedor que da el tañer de las campanas.” La Residencia “entra en movimiento. Después del desayuno mediterráneo a base de butifarras, paté de berenjenas y zumos naturales, hay quien decide nadar en la piscina climatizada del spa, hay quien se da un masaje citrus a base de aceites de cítricos y exfoliantes de pepitas de oliva y hay quien simplemente se sienta en los butacones de mimbre el jardín a contemplar la belleza del entorno y el ir y venir de los transeúntes anónimos y de los no tan anónimos como Michel Douglas, Antonio Banderas, Kate Moss y multitud de famosos ya sea del celuloide, la política o la realeza que de vez en cuando se alojan en “La Residencia“.

La Residencia – Deià.
Telf. :+34 971 636 046

reservas@hotel-laresidencia.com
hotel-laresidencia.com
belmond.com

Visitas:

– Can Alluny (Casa Museo de Robert Graves)
– Museo Antropológico de William Waldren
– Galería “Sa Tafona” de Georges Sheridan
– Iglesia y Cementerio de Deià

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *