Filipinas-País invitado en el “Dive Travel Show- Splash” de Madrid.“Es más divertido en Filipinas”, reza el “slogan” con el que el Archipiélago abre su “stand” en el Pabellón de la Pipa de la madrileña Casa de Campo.

Siete mil islas forman el archipiélago filipino, compuesto de una belleza variada y exuberante tanto en su tierra como en su mar, habitado por gente acogedora con un excelente sentido del humor y aderezado por su gastronomía hispano-asiática; un mundo aún por descubrir. No es de extrañar que “Dive Travel Show” haya escogido a las islas Filipinas como invitado especial.

La Directora del departamento de turismo filipino en Europa, Marie Venus Q. Fan, www.MoreFunPhilippines.de explica como los amantes del buceo pueden trazar su mapa de inmersión según la profundidad que quieran sumergirse y la faunay flora acuatica que deseen ver, y en las Islas Filipinas lo encontrarán .Podrán disfrutarlo , una vez obtenida la licencia Padi www.padi.com , que se puede conseguir con unos cuantos dias de entrenamiento. La Directora dice que a pesar de que no es necesario bucear a grandes profundidades para gozar de sus arrecifes y no correr peligro de descompresión, existen cámaras hiperbáricas en Manila, Cebú, Batangas y Bahía Subic.

Las islas centrales, las Visayas, famosas por su gente hospitalaria y divertida, cuentan con unos fondos de aguas cristalinas y magníficos arrecifes donde los peces de colores: el pez payaso, el pez tigre , el pez león, el pez mandarín, el caballito de mar, el pez globo- botete, en tagalog- , que se infla cuando huele peligro, viven entre los bosques coralinos, en donde cada cual elige su coral y su color para instalarse. Es un placer vagar ingravidamente entre los fondos marinos y observar como, tras un delicado abanico violeta se esconde un banco de de peces pequeños de color azul plateado, mientras que por una vasija coralina asoman un par de crustaceos saliendo a buscar sustento. El peligroso pez piedra se camufla entre las rocas, mientras otro banco de peces payasos aparece entre un gigantesco coral amarillo y con su sonrisa abierta parecen reirse de todo. Al contrario del gran Lapu-Lapu (mero)- bautizado así en honor al guerrero que acabó con Magallanes, según se cuenta en Filipinas…- que impone con su aspecto prehistórico, su seriedad y su tamaño; siendo en la cazuela uno de los bocados marinos más deliciosos.

La isla de Palawan se escapa del mapa de Filipinas, y quizás por ello su paisaje es diferente. Rocas escarpadas , lagunas esmeraldas, y un escenario submarino que ofrece coloridos arrecifes , vacas marinas o dugongos y hasta la posibilidad de aventurarse dentro de los barcos de una flota japonesa de la segunda guerra mundial, en la isla de Corón. No muy lejos de Palawan , los arrecifes de Tubbataha, son palabras mayores , pues se les considera uno de los diez destinos de buceo mejores del mundo y en 1.993 la UNESCO le incluyo en su patrimonio mundial de la naturaleza. Bancos enormes de peces, tiburones, mantas, tortugas…. se reunen en Tubbataha para el deleite de los submarinistas. Se comprende como para el gran oceonágrafo Jacques Costeau, Filipinas fue uno de sus lugares preferidos, donde llevó a cabo inumerables inmersiones e investigaciones.

El sol se esconde en el agua y otra vida subacuática se despierta para mostrar su coreografía nocturna a aquellos que quieran goza de la noche bajo el mar. El resto vuelve al “resort” a tomarse una San Miguel- la cerveza filipina por excelencia- , disfrutar de un Lapu Lapu a la plancha con arroz, y charlar sobre los fondos, los peces, las aventuras, de aquella especial jornada, sumergidos en las aguas del mar de China.

www.ultima-frontera.com

Deja un comentario