FITCUBA 18-DÍA 7. TRINIDAD.

TRINIDAD- LA JOYA COLONIAL DE CUBA. La entrada en Trinidad estuvo acompañada por una sucesión de bailes y alegorías a la época colonial cubana. El grupo Bánlame de Sancti Spíritus ofreció al amparo del marco  colonial de la Casa de la Música un espectáculo de esa rumba cubana que tuvo sus orígenes en la esclavitud,  cuando se levantaban al sonido de un tambor y danzaban contoneándose, revolviéndose, como si estuvieran poseídos por los orishas (emisarios divinos) de sus antepasados. El ritmo y la complicidad entre Bánlame y el público fue in crescendo cuando uno de los bailarines tragó fuego echando el humo por la boca y otros hipnotizaron a un espectador vendándole los ojos y rodeándole por una serpiente, mientras bebían un vaso y otro de canchánchara ,  bebida de jugo de caña, naranja agria y azúcar con carácter mágico-religioso. En la Bodeguita del Medio los bailarines vestían ropas campesinas y bailaban danzas criollas bajo la atenta mirada del retrato de Ernest Hemingway que fue asiduo  al entrañable lugar. Afuera un hombre con sombrero de paja asaba pacientemente un chancho  dándole vueltas hasta tostarlo al completo. En la Casa de la Cerveza la música seguía latiendo a todo ritmo, entre jarras de cerveza de Cristal y Bucanero que llenaban las mesas de los visitantes.   TRINIDAD, UNA CIUDAD CON POSO. Fundada en 1514 por el adelantado Diego Velázquez de Cuellar tuvo su importancia como enclave de paso para el transporte del oro y por su Valle de los Ingenios, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1988,…Read More

FITCUBA 18. DÍAS 6. TOPE DE COLLANTES.

TOPE DE COLLANTES. En el complejo turístico http://hanabanilla.com cogimos unas lanchas hacía Río Negro donde almorzaríamos. El trayecto nos enseñó otra Cuba, pasamos de las aguas turquesas y las playas de arena blanca al verdor selvático, la espesura de la jungla. Un grupo marchoso nos acompañó durante la navegación. La experiencia no podía ser más completa cuando atracamos en un muelle pequeño para subir unas escalinatas cubiertas por lianas y adornadas por el spanish moss (musgo español) que colgaba de los árboles. Colina arriba un servicial camarero ofrecía cocos abiertos de los que beber su agua, ron, cervezas, a la vez que en las parrillas se asaban los chanchos y las frutas y verduras aguardaban coquetamente expuestas en los puestos de bambú. La comida se fue alargando y alegrando hasta que todos terminamos bailando esa música contagiosa que no se deja de escuchar durante toda la estancia, sea selva, playa o montaña. Al terminar subimos de nuevo en las lanchas en dirección a Tope de Collantes donde unos camiones rusos de tiempos añejos esperaban para completar la excursión adentrándose en los caminos de la jungla del parque natural protegido de la Sierra de Escambray, situada entre las provincias centrales de Villa Clara, Sancti Spíritus y Cienfuegos. Dentro de la sierra difícil es distinguir un árbol de otro, las lianas se entremezclan entre arbustos y plantas y el panorama es tan bello que corta la respiración. En la Sierra de Escambray también merece la pena parada y visita el Museo del Café donde…Read More