JORDANIA-TERCER DIA-PETRA.

POR SIEMPRE PETRA.

Llegamos al atardecer al Mövenpick Resort Petra movenpick.com, de cinco estrellas, situado a las mismas puertas de la ciudad histórica de Petra. En su interior, a modo de “RIAD”, restaurantes y habitaciones confluyen alrededor de un patio central decorado con alfombras, tapices árabes y una lámpara que haría las delicias en cualquier escena de “Las Mil y Una Noches”.

 

_MG_5995

 

Y por fin llega el día de conocer Petra; una ocasión solemne a la que hay que rendir el homenaje, con fotos, apuntes, comentarios y sobre todo , otorgándole la observación y meditación que uno de los lugares más bellos del mundo se merece .Petra guarda celosamente su joya, El Tesoro-Al Khazneh, que no está expuesto a primera vista: hay que ganárselo…Un desfiladero de 1,2 Km. el Siq, moldeado por piedra caliza cuyo color rojizo adquiere diferentes tonalidades según la hora y las sombras del día, es el aperitivo del plato fuerte que espera al final del serpenteante cañón. Caminando por el Siq se va observando la fabulosa obra de ingeniería y arquitectura que los nabateos crearon cuando eligieron este estratégico lugar para asentarse, hace más de dos mil años. Cuando gracias a la dúctil arenisca idearon construir una serie de canales y cisternas para facilitar el abastecimiento de agua que una vez esculpidos en la roca se taponaban con una pasta resistente a la humedad, cañerías cerámicas que contribuyeron a levantar un oasis. Sus llevadas de agua escondidas en la roca, tumbas de los grandes señores , hornacinas, tallas, se salpican a lo largo del estrecho, testimoniando lo que fue la vida de esta ciudad excavada en la roca. Petra, la capital del Reino Nabateo, en sus tiempos una ciudad viva y comercial, era admirada por su refinamiento y cultura. A pesar de estar camuflada entre rocas , la metrópolis rosada suponía un cruce fundamental entre las caravanas de las siete rutas, que convergiendo en la ciudad nabatea, no sin antes pagarle a la ciudad un 25-50% de imposición tributaria , seguían camino para distribuir sus productos en Alejandría, Jerusalén, Damasco… Hasta que el emperador romano Trajano le agregó a su imperio y el Reino Nabateo comenzó su declive.

PETRA, DE PELICULA…

Petra permaneció durante siglos en el anonimato , derivando en leyendas de todo tipo, hasta que el explorador, aventurero y espía suizo Joham Ludwig Buckhardt, haciéndose el beduino y tras pasar incontables avatares,   la devolvió al mundo, redescubriéndola en 1812. Hoy las caravanas son de turistas allende los mares, desiertos montañas, llegan atraídos por su fama, colapsan el desfiladero, compran souvenirs en las tiendas que se suceden a lo largo del trayecto, y tienen el privilegio de disfrutar por unas horas de la ciudad escondida.   El escenario único de Petra que le ha valido la denominación de la UNESCO en 1985 y está considerada una de las SETE MARAVILLAS del mundo, también sirvió de plató para “La Ultima Cruzada” de Indiana Jones , donde Steven Spielberg, Sean Connery y Harrison Ford tuvieron entre sus espectadores a la Reina Noor y sus hijos Ali, Hamzah y Hashim._MG_5659

 

 

!EL TESORO Y EL MONASTERIO !

Nuestra primera impresión de Petra fue a la luz de las velas lo cual no es ninguna tontería. Silencio y recogimiento acompañaron esos momentos espirituales que pocas veces se dan en la vida, en los que te se sientes muy pequeño al formar parte de algo grande. A la luz del sol de la mañana siguiente, no desmerecía en absoluto y a pesar de los cánticos de alegría del convoy japonés vecino, las carreras de carros de caballos y mulas sorteando turistas , el ver aparecer entre el sinuoso desfiladero, la fachada del Tesoro, francamente sobrecoge. Camellos y mulas llenan el recinto de El Tesoro, a la espera de clientes que se suban a sus lomos y así hacerles más llevadera la excursión por la antigua Petra. Nosotros emprendimos la marcha a pie, disfrutando de los estímulos del camino que lo mismo podía ser el hallazgo de una talla esculpida en la pared, la gran foto del día, o encontrarse al torcer el recodo con las tumbas reales o el anfiteatro. Allí a orillas del anfiteatro hicimos un alto en el camino, en aquel restaurante de olivos centenarios donde, primero el agua, seguida por el humus, las variadas ensaladas y el Mansaf de Cordero nos supieron a gloria, antes de emprender la “subidita” al Monasterio. Comienza la subida de 900 escalones hacía el segundo monumento más significativo de Petra después de El Tesoro. Los escalones varían en tamaño , en altura, en textura…el sol brilla con generosidad y aunque el paisaje es una bella postal, los puestos de telas y artesanía hacen entretenido el trayecto, y el agua no falta… aquello parece que no se acabe nunca. Las mulas airosas nos van dejando atrás, y pesar de llevar a sus pequeños lomos a veces, grandes pesos, suben los escalones con paso rápido y seguro. Y por fin aparece el frontis de Al Deir, el Monasterio y ante él desaparece el cansancio, el calor, y la sed, pues el tener la oportunidad de gozar del privilegiado enclave y de su pieza principal, el Monasterio, vuelve a ser un instante irrepetible en la visita a Petra.

PETRA KITCHEN.

El broche de la estancia en Wadi Musa fue el curso de cocina jordana en Petra Kitchen. En el ambiente distendido de una cocina casera, el Chef tras dar la bienvenida y ofrecer delantales y guantes , forma los equipos alrededor de las islas de madera, y enseña como picar ajo , cebolla, y perejil, preparar el hummus de garbanzo o el baba ghanooh de berenjena , marinear el pollo y cordero para cocinar el sish kakab, desvela los secretos de un buen mansaf, el plato nacional para terminar endulzando la lección gastronómica con el knafeh de queso cabra con pistachos y almíbar.

El sabroso fin de la velada será sentarse alrededor de la mesa a degustar los manjares, resultado de nuestra lección gastronómica. petrakitchen.com

 

INFORMACIÓN.

_MG_5814

                                                                                                                                                                                                                              www.visitjordan.com

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario