La isla de Gozo ¡Un Descubrimiento! para todas las estaciones…

En Cirkewwa, Malta, se coge el ferry que atracará en el puerto de Mgarr en la isla de Gozo, que con Malta y la pequeña Comino, forman el triunvirato isleño de Malta. El día es claro y el azul rabioso del mar y del cielo provocan un guiño en los ojos, que no se atreven a enfrentarse abiertamente con la claridad y la belleza de la isla. A pesar de estar a pocos minutos marítimos de su vecina Malta,

Gozo es diferente; más verde, más desconocida, con una oferta turística exclusiva. Quien llegue a la República de Malta puede disfrutar de la variedad turística que ofrecen sus dos islas grandes y del placer de navegar alrededor de la diminuta Comino, en donde solo vive una familia que cuida el “Hotel” de la isla.

Rite Anne es un hombre simpático y hablador. Se ocupa de “Butterfly Farm” en donde espera a sus huéspedes para sorprenderles con la curiosa casona llena de recovecos, patios , flora tropical y continental y un decoración entre rupestre y vanguardista que causa su efecto, desapercibida no pasa. Tras echar un vistazo al interior, se decide rifar las habitaciones ; una es más grande, otra da al jardín, otra está aislada y contiene una escultura con apariencia de hombre lobo en la cabecera de la cama…

Una vez conforme cada cual con la suya, vuelta al minibus para acudir a una barbacoa en el dique de M´Forn. Al ver el privilegiado enclave al borde del agua, con la mar batiendo el dique y las luces del pueblo lo suficientemente cerca para alumbrar y lejos para disfrutar del silencio, se adivina una velada muy especial. Y así fue.

La noche caía sobre M´Forn envolviéndole en tonos rojizos y malvas, hasta que la oscuridad fue completa a excepción del fuego de la parrilla asando el pescado, el alumbrado lejano del pueblo y la chispita de los ojos de aquellos que aguardaban los manjares con una ligera y dulce embriaguez provocada por el vino maltés, por el sonido de las olas rompiendo en la piedra y por cielo estrellado como único techo.

El pescado está delicioso, fresco y churruscado , y le acompañan verduras de la isla ,aderezadas con la pasta de tomate, espesa, sabrosa que nunca faltará en un almuerzo gozitano.

El dormir en Butterfly Farm en cierto modo es una vuelta a la infancia. Resulta acogedor y tiene tantos y diversos objetos que se podrían pasar las vacaciones adivinando de donde vienen y escribiendo una historia sobre cada uno de ellos. A la mañana siguiente la pregunta de “¿qué tal has dormido en la habitación de la cabeza de tigre?” ó “¿te ha atacado el hombre lobo?” “Yo he dormido como un bendito en aquella que parece la cabaña de Blancanieves y los siete enanitos”. Recién encalada, cómoda y divertida será un hogar encantador durante la estancia en Gozo. Como lo será el Café Jubilee, en donde se ha vuelto ya costumbre, desayunar sus cruasanes o el delicioso ”Imqaret” relleno de dátiles, con rico café y zumo de naranja natural, al son de la música de los años 40, ojeando periódicos de la misma época y bajo una decoración que habla de lo que se conoció como “Los años dorados” de la capital de Gozo, que si su nombre fue Victoria durante la ocupación británica, ahora se vuelve a llamar Rabat.

Dando un paseo por el “Gran Castello” y sus museos, se comienza a entender la rica historia de Gozo, desde los primeros asentamientos megalíticos que testimonian los templos de Ggantija, , pasando por Ulises a quien enamoró la ninfa Calipso. Bizantinos, árabes, sicilianos, franceses, españoles, ingleses… Una isla pequeña con numerosos y cosmopolitas pretendientes.

Pero para entrar de lleno en lo que es la vida de Gozo, nada mejor que recorrer sus pueblos y contemplar su campo poblado por olivos, vides, algarrobos , productos típicos del mediterráneo que llenan su mesa de una gastronomía natural y sabrosa.

El potencial de la isla es enorme y en variados aspectos, lo que le ha hecho al gobierno maltés plantearse un ambicioso y a la vez sencillo proyecto que transforma a Gozo en una isla ecológica, en un modelo de desarrollo sostenible en que las necesidades de crecimiento económicas se midan a largo tiempo, incluyendo un turismo pensado que disfrutará de la preservación del medio y de la herencia cultural Eco-Gozo hará que la isla sea incluso más bella y atractiva para aquellos que quieran visitarla y disfrutar de la paz de un lugar en equilibrio con su entorno.

Johanthan aguarda en Hondoq Ir-Rummien.. A bordo de su barca se descubre el agua de gozo; esmeralda a veces, otras turquesa, y otras cristalina, en donde es un auténtico placer bucear. De hecho, cada dos por tres, aparecen cabezas emergiendo del mar, con el semblante satisfecho al haber pasado un rato único pululando entre la fauna y flora marina de Gozo.

Johnathan conduce su lancha a la velocidad de quien conoce cada roca y cada cueva; no “aburre” al personal que quema su dosis diaria de adrenalina y que aún así disfruta de las cuevas de Gozo y Comino y de sus lagunas de agua esmeralda.

Más sorpresas Gozosas

El Hotel S. Lawrence Kempinski es un oasis poblado de palmeras, aves del paraíso… Soberbio, como soberbia es su gastronomía, su decoración y su Spa, donde el masaje a manos de un experto de Sri Lanka desentumece los músculos y flexibiliza el cuello. La visita al S. Lawrence es un “volver a empezar”.

Desde la cueva de Calipso donde la ninfa envolvió a Ulises en sus redes amorosas, se observa una bonita panorámica de Ramla Bay, la playa más larga de Gozo .

De los diversos paisajes de Gozo, quizás el más inquietante sea el de las salinas de Qbajja; los cuadriláteros de agua forman un tablero peculiar al que matizan los montículos arcillosos que le rodean, algunos de ellos con puertas pintadas en colores chillones tras las cuales los pescadores guardan sus arreos.

La ventana Azul

Uno de los muchos “ineludibles” de Gozo es la “Ventana Azul”, un arco natural de veinte metros que parece haber sido colocado en ese exacto lugar para que la puesta de sol sea incomparable, y más si a su lado esas formaciones rocosas con aspecto de paisaje lunar, cuando cae el sol adquieren unos tonos rojizos, amarillentos, que ensalzan la belleza del ocaso.

Los pueblos de Gozo tienen miedo del sol, ese sol atrevido que intenta colarse por puertas y ventanas. Para luchar contra él, los gozitanos cuelgan unas telas de hilo, a modo de cortinas, que le da cierto glamour a la calle y realzan el color, normalmente ocre, de las casas.

Si algo choca en la isla de Gozo, es la cantidad de iglesias que tiene y su tamaño, desmesurado en relación al resto de la arquitectura.

Un bellísimo ejemplo es la Basílica Ta Pinu del s. XVI, que situada en pleno campo, rodeada de hinojo, está dedicada a la Virgen María y es la guía de muchos peregrinos malteses y la sanadora de sus males. La religión prima en Gozo que cuida, mima y dona bienes para que sus iglesias sean las mejor mantenidas, las más hermosas. De hecho, se distingue un pueblo de otro, por las iglesias que los delimitan. Algunas de ellas, como la de Xaghra , cuentan con dos relojes, uno con la hora real y el otro con una cronología amañada; para despistar a la muerte y que no sepa cuando le toca llevarse a alguien…

Otro detalle curioso de la orografía de Gozo es el tropezar visualmente, de vez en cuando, con un canguro pétreo que corona el tejado de alguna casa. La emigración maltesa a Australia ha sido masiva y el canguro se ha vuelto parte de la familia del emigrante que lo luce con orgullo en lo alto de su casa.

A pesar de que Malta tiene mucha influencia árabe, no se ven mezquitas en sus pueblos. Todo el influjo se lo llevó la lengua maltesa, aunque también se habla inglés,y se entremezclan algunas palabras italianas, francesas, españolas, que dejaron a su paso los unos y los otros.

Como fin de la excursión, una vuelta por el mercadillo de Rabat, lleno de puestos de sombreros, vestidos, frutas y pescado. Llega la hora de comer un excelente conejo, comida típica de la zona, regado con vino maltés. y para bajarlo una travesía en Kayac, haciendo carreras y observando a la juventud maltesa que pasa el día tranquilamente en sus yates, barcos, o lanchas, hablando de uno a otro, picando, compartiendo el vino y haciéndole comprender al forastero el por qué de su onomatopéyico nombre: la isla del “Gozo”.

Dónde dormir:

Butterfly Farm
Ix-Xaghra
Contacto: Rite Anne Bigeni
Telf. +356 7944 8327
Info@butterflyfarmhouses.com

Gozo43

 

****

 

S. Lawrence Kempinski Hotel
Triq ir-Rokon, San Katald
Telf.+356 2211 0000
www.kempinski.com

Gozo44

****

Hotel Ta Cenc & Spa
Situado en uno de los puntos más altos de Gozo , está inmerso en la naturaleza y rodeado de paz y tranquilidad. Es una preciosidad.
Telf.+356 2219 1000
tacenc@vjborg.com
www.tacenc.com

Gozo45

****

Dónde comer:

22 Four Tapas
Pjazza San Guzepp. Qala
T. +356 2722 4224

****

D Venue
En la plaza de Xaghra , al lado de la iglesia.
Buena cocina local y buenos precios.
Telf.+356 21566542
www.devenuerestaurant.com

****

Kartell Restaurant
Marina St. Marsalforn Bay
Situado en la marina de M´Forn con vistas al mar, la gastronomía es deliciosa; buen pescado, buenas especialidades lugareñas y excelente vino.
Telf. +356 2155 6918
info@kartellrestaurant.com
www.il-kartellrestaurant.com

Gozo50

****

Patrick´s Tmun Restaurant
Europe St. Rabat
Es el restaurante más “chic” de Rabat. Nada más entrar, su decoración abraza al visitante por la calidez y el gusto de los objetos . La selección de vino está muy bien escogida y la gastronomía es exquisita. No se puede pedir más.
Tel. +356 2156 667
www.patricksmun.com

Gozo51

****

Eco-Farms:

Ta’ Riccardo
Riccardo se ocupa de las cabras, de las viñas, hace el queso y tiene tiempo para regentar un restaurante en la Citadel de Victoria. 4, Triq il-Fossos.
Telf. 356 2155 5953

Gozo52

****

Ta´Mena
Es un complejo agroturístico que ofrece alojamiento, y la posibilidad de conocer la vida rural de Gozo en todas sus variantes: animales, cultivos, recolección y elaboración de conservas, y orujos.
Rabat Road, Xaghra.

Gozo53

****

En “Savina Gozo Creations” se pueden encontrar de forma elaborada y creativa todos los productos de Gozo, ya sea el tomate, los higos, las carnes, los licores…
The Magro Food Village, L-Ghassara Road.
Xewkija
T.+356 2156 2236
Info@centrosavina.de
www.centrosavina.de

****

Información:
Oficina de Turismo de Malta
Telf.: 800 72 230 (gratuito)
www.visitmalta.com

Deja un comentario