FESTIVAL DE SALSA DE LA HABANA -20-24 Febrero 2019

EN CUBA SE VIVE BAILANDO. LA SENSUALIDAD, MUSICA, BAILE Y EL SEDUCTOR CARACTER CUBANO ESTÁN ASEGURADOS EN CADA RINCON DE LA ISLA. En las famosas PLAZAS de Cuba donde se encuentra tabaco cubano, camisetas del Ché, preciosa cerámica, ron y más ron, todo el mundo acaba bailando el cha cha chá o la salsa y haciéndose amigos para toda la vida en cuestión de segundos en esta tierra de parrandas. FESTIVAL DE SALSA FEBRERO 2019 El Festival de Salsa se celebrará este Febrero 2019 del 20 al 24 en la Habana. No puede haber un motivo más seductor para viajar a la capital de Cuba que esta congregación de baile. Si la Isla se caracteriza por celebrar, llorar, o protestar bailando, el festival será una auténtica comunión de los sentidos que no hay que perderse. El programa es el siguiente: http://cubatravel.cu

LA PASTELERIA ASCASO Y EL THYSSEN EN EL PLATO.

EL THYSSEN EN EL PLATO. El Museo Nacional Thyssen-Bornemisza ha mostrado siempre interés por el mundo de la cocina. Por un lado, ofrece desde hace tiempo al visitante un recorrido gastronómico a través de algunas obras de la colección permanente; por otro, la Tienda del Museo ha desarrollado la línea Delicathyssen en la que se incluyen productos locales de excelente calidad (aceite, chocolate, vino, conservas…). A partir de ahí, surge la idea de realizar una publicación de carácter culinario; un extraordinario recetario configurado por 25 platos ideados por otros tantos chefs españoles de renombre; un diálogo entre arte y gastronomía; un viaje a través del gusto, entendido como sentido y como estética. LA PASTELERÍA ASCASO CORONA LA CABEZA DE CATALINA DE ARAGÓN. Es el postre inspirado en el cuadro de Retrato de una Infanta, Catalina de Aragón (Juan de Flandes) expuesto en el Thyssen para el libro El Thyssen en el plato editado por la Fundación-Colección Thyssen-Bornemisza. La serenidad que transmite la hija de los Reyes Católicos en esta pintura impactó a la pastelería Ascaso. Se comprende el porque Shakespeare la describió como la Reina de todas las reinas y modelo de majestad femenina. Consultando libros de cocina de la época renacentista, véase el libro de cocina de Ruperto de Nola del s. XV crearon una corona de mazapán con agua de rosas, azafrán, jengibre y pasta de fruta de peras que adornada por rosas naturales cristalizadas dieron vida a la corona de Catalina de Aragón como postre de El…Read More

FINCA LA REÑANA VIURA 2017-BODEGAS LUIS ALEGRE.

NUEVA AÑADA DE FINCA LA REÑANA VIURA 2017. La manida frase nunca llueve a gusto de todos que en este caso sería nunca hiela a gusto de todos, fue una bendición para la nueva añada de Finca La Reñana Viura 2017 cuando la histórica helada de finales de Abril 2017 que cayó sobre toda la región de Laguardia y Elvillar, donde se encuentran las Bodegas Luis Alegre, si tuvo su faceta negativa en la economía local, afectó de forma muy positiva a la calidad de la uva, lo que unido a la sequía general de aquel año de también efecto positivo para la uva, dio como resultado la frescura idónea para elaborar el exquisito blanco que lleva el nombre de su viñedo Finca La Reñana Viura. EL MIMO Y LA SABIDURÍA DAN UN CALDO DE PRIMERA. La edad del viñedo de la variedad viura, 85 años, los cuidados absolutamente respetuosos con el medio ambiente y la ubicación en la falda de la Sierra de Cantabria, a una altitud en torno a los 650 me permiten unos escasos rendimientos que rondan los 3.500 Kg de uva por hectárea, lo cual favorece una maduración lenta y pausada. La fermentación alcohólica se hace en barricas de roble francés seleccionadas del bosque Bertranges, muy especial y atípico, con un control de temperatura exhaustivo e individual en cada una de ellas. Tras ésta, se alarga la crianza del vino en barrica ocho meses, sobre sus lías finas, y se le aplica un profundo trabajo de battonage para…Read More

FITCUBA 18-DÍA 7. TRINIDAD.

TRINIDAD- LA JOYA COLONIAL DE CUBA. La entrada en Trinidad estuvo acompañada por una sucesión de bailes y alegorías a la época colonial cubana. El grupo Bánlame de Sancti Spíritus ofreció al amparo del marco colonial de la Casa de la Música un espectáculo de esa rumba cubana que tuvo sus orígenes en la esclavitud, cuando se levantaban al sonido de un tambor y danzaban contoneándose, revolviéndose, como si estuvieran poseídos por los orishas (emisarios divinos) de sus antepasados. El ritmo y la complicidad entre Bánlame y el público fue in crescendo cuando uno de los bailarines tragó fuego echando el humo por la boca y otros hipnotizaron a un espectador vendándole los ojos y rodeándole por una serpiente, mientras bebían un vaso y otro de canchánchara , bebida de jugo de caña, naranja agria y azúcar con carácter mágico-religioso. En la Bodeguita del Medio los bailarines vestían ropas campesinas y bailaban danzas criollas bajo la atenta mirada del retrato de Ernest Hemingway que fue asiduo al entrañable lugar. Afuera un hombre con sombrero de paja asaba pacientemente un chancho dándole vueltas hasta tostarlo al completo. En la Casa de la Cerveza la música seguía latiendo a todo ritmo, entre jarras de cerveza de Cristal y Bucanero que llenaban las mesas de los visitantes.   TRINIDAD, UNA CIUDAD CON POSO. Fundada en 1514 por el adelantado Diego Velázquez de Cuellar tuvo su importancia como enclave de paso para el transporte del oro y por su Valle de los Ingenios, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1988,…Read More

FITCUBA 18. DÍAS 6. TOPE DE COLLANTES.

TOPE DE COLLANTES. En el complejo turístico http://hanabanilla.com cogimos unas lanchas hacía Río Negro donde almorzaríamos. El trayecto nos enseñó otra Cuba, pasamos de las aguas turquesas y las playas de arena blanca al verdor selvático, la espesura de la jungla. Un grupo marchoso nos acompañó durante la navegación. La experiencia no podía ser más completa cuando atracamos en un muelle pequeño para subir unas escalinatas cubiertas por lianas y adornadas por el spanish moss (musgo español) que colgaba de los árboles. Colina arriba un servicial camarero ofrecía cocos abiertos de los que beber su agua, ron, cervezas, a la vez que en las parrillas se asaban los chanchos y las frutas y verduras aguardaban coquetamente expuestas en los puestos de bambú. La comida se fue alargando y alegrando hasta que todos terminamos bailando esa música contagiosa que no se deja de escuchar durante toda la estancia, sea selva, playa o montaña. Al terminar subimos de nuevo en las lanchas en dirección a Tope de Collantes donde unos camiones rusos de tiempos añejos esperaban para completar la excursión adentrándose en los caminos de la jungla del parque natural protegido de la Sierra de Escambray, situada entre las provincias centrales de Villa Clara, Sancti Spíritus y Cienfuegos. Dentro de la sierra difícil es distinguir un árbol de otro, las lianas se entremezclan entre arbustos y plantas y el panorama es tan bello que corta la respiración. En la Sierra de Escambray también merece la pena parada y visita el Museo del Café donde…Read More

FICTUBA 18. DÍA 5. SAN JUAN DE LOS REMEDIOS.

MUSEO DE AGROINDUSTRIA AZUCARERA MARCELO SALADO EN CAIBARIÉN. En el Museo de la Agroindustria Azucarera en Caibarién no es difícil hacerse una idea de lo que supuso la vida en las haciendas de azúcar y la llegada del ferrocarril. Nos recibieron con ron y con música, pero esta vez sus acordes eran diferentes y las danzas también. El espectáculo musical quería transmitir a su público el dolor y el llanto de los esclavos que trabajaban en la hacienda. Por lo que sus voces eran lamentos y su baile un contoneo lastimero que expresaba el miedo y la rabia que debieron sentir. El Museo resume la historia de la industria azucarera de Caibarién desde 1850 hasta 1998 cuando se realizó la última zafra en la hacienda. Poco después, a raíz de la reorganización económica durante la primera época del Periodo Especial en Cuba, se decidió reciclar la hacienda en Museo para poder así mostrar la importancia y los entresijos de la industria azucarera en la Cuba de aquellos años. El Museo cuenta con variadas dependencias donde expone la maquinaria con que se trabajó en el ingenio. Tres máquinas de vapor pertenecientes al Barco San Pascual varado en las afueras de la Bahía y que sirvió como pontón para el embarque del azúcar y el punto álgido del Museo, sus seis locomotoras de vapor construidas entre 1904 y 1920 . También se conserva la campana de 1865 que con sus lúgubres tañidos regulaba la vida de los esclavos en el ingenio. El paseo en una…Read More